fbpx
_ ESPECIALISTAS EN

Tarjetas Revolving

Avalentia » Servicios » Derecho Bancario » Tarjetas Revolving, comisiones abusivas, intereses excesivos

¿Estás pagando comisiones abusivas?

¿Llevas años pagado cuotas, pero tu deuda no termina?

¿Los intereses de tu tarjeta revolving son excesivos?

Si has contestado SÍ a cualquiera de estas preguntas, podemos recuperar el dinero que has pagado de más.

Cuando llevas años pagando cuotas de tu tarjeta de crédito pero tu deuda nunca llega a su fin o no hace mas que aumentar, seguramente es porque tienes una tarjeta revolving. En este caso la única forma de acabar con la deuda perpetua y de dejar de sumar intereses es cancelando el contrato de tu tarjeta revolving. Una vez cancelado recuperarás todos los importes pagados de más en concepto de intereses y comisiones.

¿Necesitas asesoramiento?

Ponte en contacto con nosotros y nos ocuparemos de encontrar las soluciones que necesites.

¿Qué son las Tarjetas Revolving?

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito que permiten aplazar los pagos de las compras que realizamos o disposiciones en efectivo, dentro de un límite de crédito. Este tipo de tarjetas ofrecen al consumidor la posibilidad de elegir cuánto quiere abonar periódicamente, bien sea abonando una cuota fija mensual que suele ser baja o bien un porcentaje de la deuda pendiente. El principal problema de las tarjetas revolving es la aplicación de unos intereses excesivos de entre el 20 y el 30%. Estas comisiones abusivas, muy superiores al interés normal del dinero y al tipo medio de los intereses de los préstamos personales al uso, acaban propiciando la creación de una deuda perpetua.

Se puede reclamar tanto la cancelación del contrato de este tipo de tarjetas de crédito,  como la devolución del exceso de intereses pagados. A la hora de llevar a cabo la reclamación hay que tener en cuenta estas dos situaciones:

  • Que el dinero pagado sea más de lo prestado: Se puede reclamar judicialmente la nulidad del contrato y el exceso de capital más los intereses, el seguro y comisiones que se hayan cobrado.
  • Que todavía no se haya pagado lo prestado: Se puede reclamar judicialmente la nulidad del contrato de la tarjeta de crédito y la devolución de los intereses, el seguro y las comisiones; y abonar a las entidades financieras el capital prestado que quede por pagar.

Este tipo de tarjetas funcionan a modo de microcrédito o una línea de crédito, aplicando unos intereses abusivos entre el 20 y el 30% (mucho por encima de los registrados por el Banco de España para créditos personales). Además ofrecen a posibilidad de pagar cuotas mensuales bajas, lo que conlleva que con unos intereses tan altos, la deuda se alargue de manera indefinida. Por ejemplo, realizando una compra de 800€ con una tarjeta revolving se puede acabar pagando 2.800€ finalmente, casi cuatro veces más del valor de la compra. 

Para poder saber si una tarjeta es de tipo revolving, se tiene que acudir a los recibos mensuales y buscar el tipo de interés (T.A.E. o Tasa Anual Equivalente) que el banco aplica a dicha tarjeta. En caso de que el T.A.E. sea superior al 20%, estaríamos ante una tarjeta revolving.

¿Necesitas asesoramiento?


    CONTACTO
    Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario y analizar el tráfico del sitio web. Al hacer clic en “Aceptar“, acepta el uso de cookies de nuestro sitio web tal como se describe en nuestra Política de cookies.
    Política de cookies
    Abrir chat
    1
    ¿Necesita ayuda?
    Avalentia Abogados
    Bienvenido a Alaventia Abogados, 👋

    ¿En qué puedo ayudarle?